Adiós Nicanor Parra

Adiós Nicanor Parra

Y se nos fue el poeta Nicanor Parra, después de habernos dado 103 años, de los cuales la mayor parte de tiempo se dedicó a deschongar la poesía, bajarla de su cúpula dorada, arrancarsela a las viejas y sabias vacas sagradas, empolvar un poquito la ñoñería y sacudir el canon.

Un auténtico Prometeo con outfit chileno que se trajo del Olimpo ese fuego elevado para compartirlo en el lenguaje de los mortales y pecadores que somos, “El antipoeta” con quien quedaremos en deuda desde que se puso a escribir y ni con un pinche Nobel le pudimos pagar, aunque el Cervantes, premio del idioma que hablaba y le equivale al Nobel, en 2011 fue completamente suyo.

Licenciado en Ciencias Exactas y Físicas por la Universidad de Chile (ojo para quienes crean que para ser artista hay que estudiar carreras mamalonas con pose de poeta maldito) se especializó en Mecánica Avanzada, fue profesor de Física y con todo y clases le alcanzó el tiempo para, nada más, revolucionar la poesía a nivel mundial con su poemario-manifiesto “Poemas y Antipoemas” en 1954.

Y pues ¡¿cómo no?! Parra se concedió el permiso así mismo para decir lo que le diera su fregada gana y con esa gigantesca y fuerte mordida creativa arrancó pedazos al verso; y enérgico también dio coletazos surrealistas, provocadores, libertarios y otros tantos impertinentes.

Sí murió el 23 de enero Nicanor Parra en su residencia de Las Cruces, deja en la orfandad a la literatura chilena pero bien cuajada y con la satisfacción que en esos 103 años de vida, Parra la vivió como llegó a decir de la antipoesía, maravilloso engendro al que dedicó la misma vida: “una manera de pasarla bien”.

 

Número Cero

 

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment