Ciudadano digno al senado

Ciudadano digno al senado

Después de lanzar la campaña “paremos el despilfarro” de la publicidad oficial y gastar dinero para pautarla y de llenar la ciudad con panfletos con su rostro y subirlo a espectaculares por la zona del aeropuerto sin obtener más resultados que hacer patente su desesperación, Clemente Castañeda, actual diputado y aspirante al senado por el Partido Movimiento Ciudadano, optó por la técnica de posicionamiento de los Mormones, presentando una campaña en redes con un video de: “Me da cinco minutos para hablar de quién soy” y fracasando rotundamente obteniendo menos likes con su pauta millonaria que una foto de Kumamoto abrochándose los Zapatos en la carretera a Sayula.

Pero no todo lo que hace Castañeda sale mal. Una de sus más recientes publicaciones en redes sociales ha tenido una gran recepción por parte de la audiencia —¡Por fin! Indatcom anotó un gol—. Y la solicitud del aspirante al Senado salió con muchos kilos en la contienda.

“Les presento a los actuales Senadores de Jalisco. No sólo no han hecho nada por el estado, han aprobado reformas e iniciativas que perjudican a todos, como el gasolinazo. Tenemos que abrirle las puertas del Senado a los ciudadanos y construir una representación digna para Jalisco”, dice la publicación de Clemente. Y como la gente no es tonta, todos entendieron que el señor emanado del Partido Movimiento Ciudadano (PMC), se refería obviamente a Kumamoto Aguilar.

Y así Clemente levanta y se hace ver con una propuesta sensata: pedir el voto al senado para el candidato independiente Pedro Kumamoto emergido de Wikipolítica.

Nadie en su sano juicio (como el exdiputado lo menciona) votaría por el partido que perdió el padrón electoral completo en total impunidad, o el que le dio un espacio en la nómina del Ayuntamiento de Guadalajara a uno de los grandes operadores del Cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG). Y como claramente lo expone, votaremos al Senado a los candidatos que representen a la ciudadania.

 

Alberto Palomera

1 comment

Leave a comment
  1. Adalberto Rojas

    20 enero, 2018 at 10:28 AM

    Perdí 3 minutos leyendo un “texto” sin pies ni cabeza, sin análisis. Una falta de respeto para el lector.

Leave a Comment