Entrevista con Tania Gallaga (segunda parte)

Entrevista con Tania Gallaga (segunda parte)

De acuerdo con el Consejo Consultivo del Agua, A. C., la distribución geográfica del recurso hídrico en México no coincide con la distribución geográfica de la población. En la zona centro–norte, por ejemplo, se concentra el 27% de la población y el 32% del agua renovable; mientras que en la zona sur está el 68% del agua y sólo el 23% de la población. Aunque las cifras oficiales indican que el 92% de la población tiene acceso al agua potable, dicho porcentaje disminuye significativamente si se considera su calidad. Así tenemos que el 44% del agua superficial tiene calidad buena o excelente, el 33% tiene calidad aceptable y el 27% está contaminada o fuertemente contaminada. La misma fuente señala que de los 653 acuíferos que hay en el país, 106 se encuentran sobreexplotados, lo que plantea un horizonte previsible de agotamiento, aunado a la contaminación por minerales naturales que pueden generar graves problemas de salud pública.

Estas son algunas de las cifras que contextualizan y dan sentido a los movimientos sociales que hoy luchan por el derecho al agua, como Mexicali Resiste. En la segunda parte de la entrevista, Tania Gallaga habla sobre las dificultades que enfrentan para organizar acciones colectivas en el mediano y largo plazo que sean favorables para garantizar el acceso al agua y sobre los riesgos que corren los activistas en un país que ha legalizado la militarización a través de la Ley de Seguridad Interior.

Tania, ¿cómo percibe la gente de Mexicali la amenaza de quedarse sin agua?

Aquí abres la llave y sale el agua en abundancia, por eso la gente no piensa que puede quedarse sin agua. A nosotros nos abastece la presa Hoover de Estados Unidos y sabemos que si ese gobierno nos cierra la llave, valemos gorro todos parejo. Además, Mexicali abastece de agua a los otros cuatro municipios de Baja California. O sea que aquí la escasez no se ve como un problema inminente. Pero en Tijuana, en Ensenada, en Rosarito y en Tecate, allá sí hay problemas graves. Hay colonias que se quedan semanas sin agua porque se hacen tandeos. Y a pesar de que aquí hay gente que tiene familia en esos lugares y les platican la situación, no ven esto como algo cercano.

¿Qué hacen en los lugares donde hay escasez de agua para enfrentar la situación?

Sobre todo compran los Rotoplas (tinacos). Allá en Guadalajara casi todos tienen uno, pero aquí no, aquí es rara la persona que los tiene. En Mexicali casi no se acostumbran, pero en Ensenada es de ley tener una reserva de agua porque hay días en que no sale de la llave. También tienen que moderarse en el uso porque no saben a qué hora va a haber agua otra vez…

¿Cómo se están organizando para enfrentar los problemas más inmediatos de abasto o desabasto de agua, más allá de las manifestaciones y de los plantones? ¿Se han preguntado qué pueden hacer para construir autonomías?

Mexicali es una ciudad desértica. El calor es horrible. Hay más meses de calor que de frío, pero cuando hay frío, también es muy pesado, muy fuerte. Eso dificulta mucho el reunirnos. Mexicali es plano, tenemos valle y ciudad. El valle está retirado de la ciudad y está dividido por ejidos. Meterse ahí es un broncón. Y en la ciudad, la gente se la pasa en sus casas, por el clima y porque es una ciudad muy cara y casi no hay parques. Salir para platicar y ver cómo resolver los problemas es súper difícil. También hay muchos migrantes, hay gente que sólo está de paso y que dice: para qué intervengo si me voy a ir… Además, no hay muchos antecedentes de organización popular como en Michoacán, Guerrero y Oaxaca. Aunque sí hay historia de lucha como la de la huelga en la universidad.

Todos esto factores hacen bastante difícil ver proyectos alternos a largo plazo que nos puedan funcionar, con los que podamos ser autónomos alguna vez en nuestras vidas. Sí ha sido bastante difícil resolver esas preguntas. Lo que hemos planteado es hacer huertos y así ir viendo la forma de hablarnos entre vecinos para organizarnos.

¿Tienen alguna vinculación con grupos indígenas de la región?

Sí tenemos enlace, sobre todo con los cucapá y con comunidades kumiai. También están los pai pai, los kiliwas, pero son muy reducidas estas comunidades. Ellos y nosotros pensamos que hay que respetar a la naturaleza y que hay que defender el agua y la vida.

Tras haber sido agredida durante el enfrentamiento con policías en el rancho Mena, ¿qué consecuencias crees que pueda tener la Ley de Seguridad Interior para Mexicali Resiste y en general para los movimientos que se oponen al despojo?

Creo que aquí en Mexicali vivimos las consecuencias de la Ley de Seguridad Interior desde antes de que se aprobara. Desde hace tiempo hemos venido sufriendo el hostigamiento de los policías, no tanto de los militares, ellos se han mantenido a cierta distancia. El problema es que las leyes las hacen ellos (los políticos), ellos tienen el mando, tienen todo el poder y lo han usado en contra de nuestro movimiento. Ha habido citatorios en la PGJE como no tienes idea. Tenemos datos de compañeros que se han llevado detenidos y no los han vinculado a proceso y de otros que ya están vinculados a un proceso que están llevando en libertad. También hay otros 4 compañeros que acaban de ser liberados sin cargos, pero que estuvieron detenidos cerca de una semana. Ahorita hay una persecución: hay dos órdenes de aprensión contra 2 compañeros y rumores de que van contra otros, y entre ellos estoy yo.

También hay una especie de persecución mediática. O sea que nos tratan de asustar a través de la difusión de notas periodísticas con este tipo de rumores. Pero si haces la consulta directamente a la procuraduría resulta que no hay expedientes, pero sí hay una nota publicada que dice que hay órdenes de arresto en nuestra contra. Hay intimidación, persecución de parte de la policía y del gobierno y esto nos da una especie de avistamiento de lo que viene con la Ley de Seguridad Interior que hace más fuertes a los militares y les otorga el poder de hacer con nosotros lo que quieran.

Ante estas circunstancias, ¿cómo podemos apoyarlos?

Nos puedan ayudar a vincularnos en caso de que tengan contactos con personas, con organizaciones, con medios que sean solidarios con la lucha por el agua. También hay que difundir el boicot a Constellation Brands. Nos interesa conocer proyectos que hayan avanzado en cosas como la recuperación de la identidad, porque sirven para abrirnos la mente, para ver otras formas de hacer las cosas. Te agradezco la entrevista y la difusión de nuestra lucha.

Gracias Tania. Poco a poco, diferentes sectores de la sociedad civil de Mexicali comienzan a preguntarse qué pueden hacer para enfrentar las acciones del gobierno y de la iniciativa privada que amenazan el acceso al agua. Se están organizando a pesar de las condiciones geográficas y climáticas adversas y están buscando alianzas solidarias para fortalecerse. La construcción de redes de apoyo es, por lo tanto, una estrategia clave para enfrentar la violencia de Estado, el abuso de poder y la venta indiscriminada de nuestros recursos a empresas y corporaciones privadas. Cada vez más gente se pregunta qué hacer para resolver los problemas actuales y por venir. Esto es muy importante porque habla de una forma de organización ciudadana que podemos replicar y respaldar por ser una causa justa orientada al bien común.

 

 

Talien Corona

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment