Más fácil que hacer trampa en el Turista

Más fácil que hacer trampa en el Turista

Tras los escándalos de ex gobernadores como Javier Duarte, Roberto Borge Angulo, Guillermo Padrés y los que les siguen, ha saltado a la luz pública la forma de operar de falsos servidores públicos, quienes desde su posición privilegiada arman una metodología legal, contable y fiscal para robarse recursos públicos.

El primer paso es robar la identidad de ciudadanos para crear empresas fantasmas.
Inscriben esas empresas en el padrón de proveedores de algún gobierno (municipal, estatal o federal).

Por medio de una institución de gobierno abren una licitación para la compra de un bien, la realización de una obra o la prestación de un servicio.

Controlan el comité de adjudicaciones de la institución de gobierno para otorgarle la licitación a la empresa fantasma.

La empresa fantasma cobra a sobre precio el bien, la obra o el servicio.

En algunos casos ni siquiera entregan el bien, ni realizan la obra, ni dan el servicio, pero sí lo cobran. En papel justifican todo el acto para no ser observados en caso de ser auditados.
Se embolsan el dinero.
Es más fácil que hacer trampa en el Turista. Porque aquí la impunidad es la marca de la casa.

Por Alberto Palomera

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment