Failmaguer vs los talibanes

Failmaguer vs los talibanes

Que siempre no se pudo. El ahora pre candidato del PRI a la alcaldía de Guadalajara, Jesús Eduardo Almaguer Ramírez, dejó el cargo como Fiscal General sin poder cumplir su promesa de meter a los “talibanes” a la cárcel y, ni como cabeza de las instancias de investigación y seguridad pública logró su objetivo. Se va para contender por Guadalajara y la supuesta mafia que controla los juzgados en Jalisco tendrá que esperar para rendir cuentas ante una justicia que no pudo cumplir ni para impresionar y fortalecer una campaña que empieza de rodillas.

Talibanes 1, Almaguer cero.

El Juzgado Tercero en materia penal giró siete órdenes de aprehensión contra dos abogados conocidos como “talibanes” y cinco ex trabajadores del Banco Diocesano de Alimentos, por iniciar juicios laborales ilegales el 12 de diciembre del 2013. Las denuncias fueron promovidas por Almaguer Ramírez, entonces secretario del Trabajo, pero lo único que logró fue escalar a fiscal, y luego, a pre candidato.

Almaguer Ramírez habría cuantificado 66 abogados que realizaban prácticas presuntamente ilegales para presentar demandas laborales. Esa agrupación logró acumular más de 100 litigios y enriquecerse con ellos. Sin embargo, el priista reconoció ante los medios de comunicación que durante su estadía como fiscal General no había podido encarcelar a ninguno de ellos.

Talibanes: 100, Fiscalmaguer: cero.

Cabe mencionar que cuando Almaguer Ramírez era el titular de la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS), aseguró que dichos abogados no eran encarcelados debido a la incorrecta defensa jurídica que ostentaba el ex fiscal Luis Carlos Nájera. Incluso presentó una serie de recomendaciones y quejas contra funcionarios del Ministerio Público y algunos jueces de distrito por defender a los litigantes. Y ahí se quedó.

El supuesto líder de la agrupación de abogados, Luis Fernando Gonzáles Esparza, fue detenido por segunda ocasión en el mes de julio del 2016 luego de que el juez segundo de lo penal dictara otra orden de aprensión en su contra dentro de la causa penal 515/2016, los cargos que se le imputaban al referido eran fraude genérico en contra del Sistema de Agua Potable y Alcantarillado (SIAPA).

Finalmente siguieron operando. El año pasado, el entonces coordinador parlamentario de la fracción del Partido Movimiento Ciudadano, Ismael del Toro Castro, denunció públicamente que eran los “talibanes” quienes tenían en conflicto al Congreso de Jalisco ante el Poder Judicial donde el padre del actual gobernador de Jalisco Aristóteles Sandoval Díaz es magistrado ejerce un poder fáctico.

“Ha encontrado una ruta un grupo de abogados, que tienen contubernio con algún juez y un tribunal colegiado y se les conceden tal vez conforme a derecho con mucha facilidad suspensiones (…) Encontraron el punto débil, reconoce, —porque la ruta amañada de que es el mismo juzgado (Sexto) y mismo tribunal y lo que yo sospecho de que estén en contubernio—, son por las suspensiones que no tendrían razón de ser. Es que se está formando una especie de gavilla muy clara de abogados y juzgadores que quieren que sus intereses”, comentó en su momento Almaguer Ramírez.

Comentó mucho, y logró nada.

 

Ricardo Balderas

1 comment

Leave a comment
  1. Javier

    24 enero, 2018 at 9:33 AM

    Bueno, quizá el fallo no estuvo solamente en no poder encausar y sentenciar a nadie. Sino -de origen- en creer que es un delito defender derechos laborales, cuando lo que debería ser delito patrimonial son los despidos masivos que se hacen de personal de base en los cambios de gobierno. Que pague el despido el funcionario que los corrió, y así se evitaba el daño al erario y a la economía de los trabajadores.

Leave a Comment