La mal llamada ley #MiLanaNoEsChayote

La mal llamada ley #MiLanaNoEsChayote

La mal llamada Ley de #MiLanaNoEsChayote que pretende modificar el artículo 13 de la Ley de Austeridad y Ahorro del Estado de Jalisco, que estipula que los gastos en comunicación oficial de los sujetos obligados (gente que recibe dinero público) no pueden exceder al .3 por ciento de su presupuesto para el ejercicio social, quiere ser cambiada.

Esos cambios propuestos por el diputado independiente Pedro Kumamoto Aguilar, se realizaron sin consultar a ningún periodista o representante de los medios de comunicación, y planea hacer modificaciones que dañarían al gremio de la comunicación irreparablemente.

El equipo donde milita Kumamoto Aguilar, en su visión sin especialistas, pretende modificar el monto de .3 por ciento y reducirlo. En su artículo 16 dice: “El presupuesto asignado por concepto de gastos de publicidad oficial, no podrá exceder del 0.1 por ciento del presupuesto de egresos aprobado por el Poder Legislativo en el ejercicio fiscal que corresponda”. Sin embargo, dada la precariedad del gremio ampliamente registrada, este tipo de medidas fiscalizadoras sólo culminarán en severas violaciones a los derechos laborales de los comunicadores y comunicadoras. Despidos masivos sin explicaciones.

Si el dinero de la publicidad oficial se recorta en un 75 por ciento como lo propone Kumamoto, los despidos masivos de periodistas serán inminentes, pero no ocurrirá con los periodistas que el diputado independiente cree que son “chayoteros”.

Por poner un ejemplo… Si algún medio tiene 10 pesos para pagar a dos reporteros; pero uno de ellos es crítico y honesto, mientras que el otro es un mercader del poder en turno, ¿a quién cree Kumamoto que van a despedir cuando tengan sólo la mitad del presupuesto? Es naíf pensar que el problema de la corrupción en las redacciones se resuelve cortando el dinero de lo que debería protegerse. Y lo que es peor, sin un camino claro y consensuado con todas las partes.

Aunado a ello, muchos estudios han confirmado que son las comunicadoras quienes más padecen de violación y agresiones, pero la iniciativa de Pedro Kumamoto no contempla dicha vulnerabilidad en ningún artículo.

La Ley Chayote de Kumamoto también propone: “Desalentar la discrecionalidad en el gasto en publicidad oficial, se propone la creación de un Consejo Consultivo para la Evaluación y Seguimiento de la Publicidad Oficial. Sus integrantes serán peritos en las materias que atraviesan esta dinámica, emanados de la academia, el periodismo y las organizaciones de la sociedad civil”. Este punto preocupa porque el gobierno del Estado de Jalisco ya contempla un Consejo en el que integraron a periodistas serviles al poder y activistas de dudosa calidad moral. ¿Puestos para sus amigos activistas? No sabemos.

Finalmente, parece alarmante que la iniciativa del independiente confunda el derecho de audiencia, con el derecho de réplica, y cito: “Es requisito para los medios interesados en recibir partidas sobre publicidad oficial la obligación de contar con un defensor de sus audiencias o de sus lectores, según sea el caso, así como de mecanismos explícitos para garantizar el derecho de réplica a quien se lo solicite”. Toda vez que el Derecho de Réplica se encuentra YA PROTEGIDO por la constitución vigente y publicado en noviembre del 2015 y ratificado por la Suprema Corte de Justicia de la Nación, en donde se explica que dicho derecho sólo aplica para información falsa. Es decir, el mecanismo es un tribunal.

Siendo claros. El problema del presupuesto público que se ejerce para proteger el Articulo 7 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos ya se había cuestionado durante la reunión nacional de periodistas derivada del asesinato de nuestro compañero Javier Valdez. Y de haber consultado a los periodistas que ya conoce, sabría que la postura fue pública: Los periodistas propusimos desde aquellas reuniones que simplemente se desaparezca toda erogación de presupuesto en contratación a medios de comunicación en tanto no se garantice la seguridad laboral y fisica de todos los compañeros.

Desde las curules los diputados no están acostumbrados a consultar. Pero el futuro financiero y laboral de nuestro oficio consagrado en la Carta Magna de los Estados Unidos Mexicanos debería no ser un tema menor para ningún congresista. Lo que queda claro con la sentencia de wikipolítica fue que los periodistas somos la maleza de “su bosque”.

 

Ricardo Balderas

 

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment