La milicia es primero

La milicia es primero

Para los senadores mexicanos fue más importante realizar mil 31 ratificaciones de grados militares y 857 navales, que atender temas como la desaparición del fuero, las reformas para combatir la trata de personas o la designación del fiscal general. En total, los asambleístas realizaron en estos seis años, se aprobaron 31 reformas constitucionales y 75 nuevas leyes;  840 modificaciones. Heredarán pendientes a la próxima legislatura. Ellos pasarán a la historia como los personajes que aprobaron las Reformas Estructurales que volaron al país y rechazaron la propuesta para quitar privilegios a los políticos.

Otra de las polémicas surgidas durante la gestión que está por concluir fue la aprobación de la Ley de Seguridad Interior, de la que incluso, frentes de todas partes de la república iniciaron una campaña de recolección de firmas para impedir, y a los senadores no les importó. Lo mismo ocurrió con la llamada Ley Chayote cuya aprobación ocurrió unas cuantas horas de que termine el periodo ordinario de sesiones, cuando el pleno del Senado “mayoriteó” la Ley General de Comunicación Social, sin hacerle modificaciones a la minuta aprobada en la Cámara de Diputados.

Esto ocurrió pese a que la senadora Martha Angélica Tagle Martínez, enumeró las deficiencias en el procedimiento y en el contenido de esta Ley General de Comunicación Social, empezando por el cambio de nombre original que era Ley de Propaganda Gubernamental.

También ocurrió con Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión (LFTR) sobre derechos de las audiencias aprobada con  72 votos a favor, 13 en contra y 3 abstenciones, cuando, Aleida Calleja, la coordinadora de Advocacy comentó que se trata de la aprobación de medidas inconstitucionales, ya que los derechos de las audiencias serán los únicos que no tengan institución que los tutele, ni mecanismos de cumplimiento, según  señaló en el díario El Universal. El fuero quedó descartado. Sobre los pendientes, en específico la desaparición del fuero constitucional para políticos, la respuesta del Senador Ernesto Cordero del Partido Acción Nacional (PAN) fue muy clara al respecto:

—Se tienen que analizar con mucho cuidado, que es lo que estamos haciendo, revisándola responsablemente. Si en estos meses hay un Dictamen, se construye una mayoría en torno a un Dictamen sólido, a un Dictamen que subsane las deficiencias con la que llegó de la Cámara de Diputados, seguramente convocaremos a un Extraordinario y lo votaremos. Yo creo que aquí lo importante es actuar con responsabilidad, son temas muy delicados, muy complejos, jurídicamente hablando, y hay que hacerlo bien, dijo el panista.

Pese a este escenario, los senadores al finalizar el periodo de sesiones ordinarias se felicitaron entre sí, alegando que son la legislatura más productiva de la historia del recinto.

 

Ricardo Balderas

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment