Mexicali resiste

Mexicali resiste

Hace más de 2 años y medio que se está atentando contra el derecho colectivo al agua en Mexicali, Baja California. Y esto no es lo peor: este hecho ha estado acompañado por intentos, hasta ahora fallidos, por coartar libertades fundamentales como la libertad de expresión, el derecho a disentir, el derecho a la libre asociación y el derecho a la manifestación. Si ya es grave la amenaza a la vida por parte de intereses privados y gubernamentales que buscan privatizar el agua en la entidad, resulta preocupante que ahora se criminalice la protesta de ciudadanas y ciudadanos que se han organizado para defender y garantizar el acceso común al vital líquido.

Apenas hace 4 meses, este medio daba cuenta de cómo una máquina retroexcavadora de la empresa Constellation Brands comenzó a cavar la zanja del acueducto que requiere para la producción de cerveza de exportación. Integrantes de Mexicali Resiste y de otras organizaciones de la sociedad civil de Baja California, lanzaron piedras y tierra a la maquinaria, como un acto simbólico de rechazo a la construcción de la fábrica. Estas acciones derivaron en un enfrentamiento entre activistas y policías, que dejó un saldo de una decena de heridos y cinco detenidos.

Hoy, este choque entre sociedad civil y fuerza pública vuelve a ser noticia. El pasado 3 de mayo del año en curso, poco después de las 7 de la mañana, fue detenido afuera de su casa León Fierro, miembro de Mexicali Resiste. Alrededor de diez agentes del ministerio público y policías estatales lo abordaron y sin mostrarle una orden de aprehensión, se lo llevaron. Cerca del mediodía se informó que ya había una fecha para la audiencia de León, a quien se le imputó el delito de homicidio en grado de tentativa, entre otros cargos. Detrás de esta acusación estaba el altercado antes referido y el momento en que Fierro movió su vehículo para evitar que fuera dañado por los policías que lanzaban piedras contra ellos. Por esta acción fue llevado a prisión.

Su defensa argumenta que la evidencia que mostró la fiscalía no demuestra ni sustenta el supuesto delito. En un comunicado con fecha del 9 de mayo de 2018, el colectivo Mexicali Resiste señala lo siguiente:

En primer lugar, la fiscalía ha mentido al declarar que manifestantes habían retenido a un agente policíaco, por lo cual un grupo de policías -todos ellos con atuendos antimotines- había tenido que ingresar a la propiedad privada del C. Salvador Mena para salvaguardarlo. Y porque la afirmación de la retención del policía es falsa, esto implica que la segunda afirmación de la fiscalía es igual de falsa, pues se basa en la veracidad de la primera para justificar que los antimotines “tuvieron” que entrar al rancho Mena.

La tercera afirmación de la fiscalía ha sido que León Fierro amenazó de muerte a varios policías, gritándoles: “Los voy a matar, pinches policías”, cosa que fue negada rotundamente por todos los testigos.

La cuarta afirmación de la fiscalía es que León Fierro, inmediatamente después de hacer la amenaza inexistente, arremetió su vehículo directamente en contra de un grupo de policías -todos dentro de la propiedad privada-, golpeando a uno en la pantorrilla y mano con la parte derecha del vehículo. Esta afirmación, al igual que las anteriores, es falsa, pues León Fierro nunca lanzó el vehículo contra los policías, sino que lo movió apresuradamente para quitarlo del lugar. Asimismo, tras analizar los videos de los hechos, [se observó que] todos los policías quedaron del lado izquierdo del vehículo, no del derecho.[1]

El martes 8 de mayo tuvo lugar la audiencia que duró 14 horas. La defensa de León logró que el cargo de homicidio en grado de tentativa cambiara por el de lesiones calificadas. No obstante, la jueza Ruth Álvarez no dictó libertad, sino prisión preventiva para León, bajo el supuesto de que su relación con Mexicali Resiste lo hace peligroso, y por lo tanto, debe permanecer en la cárcel por seguridad del bien común, hasta el 8 de julio de 2018.

Tanto los cargos iniciales como la sentencia han sido enérgicamente cuestionados por el grupo, que exige la liberación inmediata de su compañero, por considerar que es un preso político. Al respecto cabe señalar que un prisionero político es la personaque permanece en la cárcel o queda bajo arresto porque sus ideas suponen un desafío o una amenaza para el sistema político establecido, y no por haber cometido un delito tipificado. En este orden de ideas, no se debe olvidar que Mexicali Resiste jugó un papel clave en la abrogación de la Ley Estatal de Aguas que pretendía privatizar el agua de Baja California, en las acciones contra la empresa cervecera que pretende usar 20 millones de metros cúbicos de agua anuales para su producción y al denunciar públicamente actos de corrupción y enriquecimiento ilícito de servidores públicos, entre otros procedimientos administrativos de dudosa probidad.[2]

La condición de preso político es controvertida y rara vez es aceptada por la autoridad estatal, además de que suele ser un cargo obstruido a través de diversos procedimientos legales para que no proceda su reconocimiento. Sin embargo, la detención de León y la prisión preventiva que le fue impuesta, muestran que los derechos de libre pensamiento, expresión, información, asociación y manifestación están siendo violentados por el estado. Esto esinadmisible e injusto, pues evidencia el peligro que enfrentan cotidianamente los activistas y los defensores de derechos humanos en México.

Ante esta situación, Mexicali Resiste está convocando a una movilización internacional en favor de su compañero, por la defensa del agua y los territorios en todo el mundo, el lunes 14 de mayo durante el horario laboral. En la ciudad de Mexicali comenzará a las 10 a.m. (hora local) y se sugiere al resto de los colectivos solidarios que realicen sus movilizaciones de manera simultánea (12 p.m. hora del centro). Se propone que las protestas se lleven a cabo frente a las oficinas y/o sedes del Partido Acción Nacional (el gobernador de Baja California es panista); frente a las presidencias municipales, congresos estatales, consulados mexicanos en Estados Unidos; frente a las oficinas de Constellation Brands en Estados Unidos o frente a las oficinas de las empresas Grupo Modelo o Ballast Point, en California.

Por la importancia que implica la resistencia civil pacífica ante un acto político que pretende anular las libertades civiles y políticas de las personas, resulta fundamental respaldar la exigencia de que León sea liberado inmediatamente, pues detrás está el reclamo de respeto a nuestros derechos fundamentales, en un país en el que la violencia escala día a día, bajo distintas y diversas modalidades.

 

Talien Corona

 

[1]Mexicali Resiste (https://www.facebook.com/notes/mexicali-resiste/comunicado-por-qu%C3%A9-consideramos-que-le%C3%B3n-fierro-es-un-preso-pol%C3%ADtico/1515038108607353/).

[2]Los integrantes de Mexicali Resiste han señalado queSergio Montes Montoya, antes de trabajar en el ayuntamiento de Gustavo Sánchez, fue empleado privado de Víctor Hermosillo, luego prestanombres de Constellation Brands y la única persona capaz de hacer valer los cuestionamientos sobre la falta de transparencia para el cambio de uso de suelo en los terrenos de la cervecera; que Gustavo Sánchez protege a Jaime Díaz, a quien contrató por más de cinco millones de pesos; que Blanca Irene Villaseñor sigue sin mostrar la carpeta legal de Constellation Brands, y que no ha atendido las exigencias ciudadanas y de los medios de comunicación de mostrar mayor transparencia; por denunciar que se necesitarían 75 plantas como Constellation Brands para generar los mismos empleos que las 190 plantas maquiladoras que hay en Mexicali y que se necesitarían 442 plantas maquiladoras para consumir la misma cantidad de agua que Constellation Brands; que un solo puesto de trabajo en Constellation Brands consumirá 26,000 metros cúbicos de agua al año, comparado con un consumo de 154 metros cúbicos al año por trabajador en el resto de maquiladoras. Ídem.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment