Niños migrantes prisioneros

Niños migrantes prisioneros

Las palabras del congresista demócrata Beto O`Rourke, entrevistado por Chris Hayes para MSNBC en Mcallen, Texas deberían poner los pelos de punta de todos los gobernantes y defensores de derechos humanos del orbe ya que lo que está sucediendo con la separación de padres migrantes de sus hijos es verdaderamente aterrador.

Actualmente en la frontera cerca de 50 niños son separados de sus padres cada día, colocados en jaulas y pasados por un sistema que no garantiza que las familias vuelvan a encontrarse. Ante la creciente polémica por esta política pública fascista, inhumana, violatoria de derechos fundamentales y digna de la Alemania de 1939, el senador O`Rourke decidió visitar los campos de concentra… perdón, los centros de procesamiento y distintos puntos de la frontera donde describió cosas como esta:

“Visité la estación de la patrulla fronteríza más concurrida en Texas y vi familias, sobre todo madres e hijas arrestados después de intentar cruzar la frontera. Ahí conocí a una madre joven y su hija de siete años que estaban siendo procesadas por cruzar ilegalmente. Ellas no intentaron escapar, se entregaron a los agentes fronterizos después de cruzar todo el territorio mexicano” y ahora las van a separar y quién sabe si se vuelvan a ver o cuando.

Pedir asilo en EEUU requiere, según algunos legalistas (la ley no es del todo clara) que se haya cruzado la frontera legalmente, sin embargo, ahora todos aquellos que lo intentan son rechazados y se les pide que lo intenten de nuevo argumentando que no hay capacidad para recibir migrantes por mucho que sean perseguidos políticos o que teman por su vida.

Beto O`Rourke visitó posteriormente un centro de procesamiento. Sí, se llama centro de procesamiento. Donde describió, para la cadena televisiva, como vio docenas de niños en distintas jaulas, en pequeños catres, o en el piso de concreto, con sábanas plateadas.

“Hablé con un joven padre que dejó Guatemala con su hija de 12 años y ahora que cruzó la frontera no la ha podido ver ni encontrar en cinco días, eso es lo que estamos haciendo”.

La historia sigue en su horror. A Beto O`Rourke, le tocó ver como un padre y su hija llegaron horrorizados y en calzones al puesto fronterizo después de que los habían secuestrado y pedido un rescate por ellos en Reynosa, igual los mandaron de regreso a México diciéndoles, vuelva luego ahorita no cabe en las tierras de las libertades.

La migración, multifactorial y relacionada a la pobreza, la violencia y la falta de oportunidades se topa con un destino cruel, innecesariamente cruel en Estados Unidos. Los padres y los hijos son separados por las autoridades, los niños son sometidos a condiciones carcelarias, pasan a ser responsabilidad del estado y, lo más terrible, no queda claro si existe una base de datos que permita a los padres encontrar a sus pequeños.

Abogados de derechos humanos y un miembro del Congreso de los Estados Unidos fueron incapaces de encontrar a una niña para regresarla con su padre.

“No tenemos ni idea de cómo, cuando o si los padres podrán reencontrarse con sus hijos”.

Así las cosas.

 

Zul de la Cueva

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment