Solo un café

Solo un café

Ciudad Victoria, Tamaulipas.

En esta capital, el comercio clama por un rescate. El pago de servicios asfixia a los emprendedores, que hacen hasta lo imposible por evitar dejar caer la cortina. Sin embargo, la escasez del circulante hace que el día a día se vuelva un martirio. Tal es el caso de Manolo Medrano, que decidió reducir el espacio de su imprenta, un negocio en el que lleva dos décadas, para dar inicio a un giro nuevo, una pequeña cafetería.

 

Ubicada estratégicamente, los primeros meses la situación parecía prometedora. Hasta que llegaron los primeros ceses en los centros de trabajo dependientes a Gobierno del Estado cercanos a su negocio.

“Empezaron a correr gente, clientes que venían diario a almorzar, las ventas fueron cada vez menos, el viernes sólo vendí un café, lo bueno es que mi hermano, quien me ayuda en el negocio es comprensivo y no me cobró el día”.

 

Pero con CFE y Comapa la cosa es diferente.

Los recibos, abultados al ser tarifa comercial abruman mes con mes al comerciante, que estoicamente resiste día a día con la esperanza que las cosas mejoren. “Llevamos seis años de escasez de circulante con Egidio, con Cabeza (de Vaca) las cosas están peor”, afirmó, al tiempo que puso en duda el apoyo ciudadano brindado por los victorenses en 2016. “Mucha gente no tiene ni para comer”, puntualizó el también monero.

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment