Viva Madrid, mi pueblo

Viva Madrid, mi pueblo

En 1928 el torero español, Marcial Lalanda, decidió producir una película que fuese el regalo de bodas al matrimonio que ocurría entre su hermana Rosa Lalanda y el actor Alfonso Orozco.
Para el cine de aquella época, Viva Madrid que es mi pueblo es, aparte de su excéntrico origen, una obra excepcional: es la empresa fílmica más ambiciosa del cine español de ese momento, dirigida, siguiendo los cánones de la comedia italiana, por Fernando Delgado, tanto por su duración de casi tres horas, como por el realismo con el que se filma en los escenarios naturales de la ciudad y en la plaza de toros.
Estrenada en 1928, la película se consideraba perdida; la Filmoteca de la UNAM localizó y restauró una copia del mítico título y en colaboración con la Cinemateca Española, se proyectó en 2001. Los expertos, tanto del cine como taurinos, consideraron que la proyección de ese hallazgo fue una “sacudida de conciencias”, por un lado por su propio valor fílmico, pero por el otro por su retrato sobre el mundo taurino y, por supuesto, por las imágenes de Madrid de hace 90 años.
Con el apoyo de la Filmoteca de la UNAM se ha realizado un trabajo de digitalización y su presentación será con acompañamiento musical en vivo.
LA CITA ES ESTE 23 DE NOVIEMBRE EN EL CINEFORO DE LA UNIVERSIDAD DE GUADALAJARA A LAS 20:00 HORAS.
No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment