¿Y el día de la madre apa´?

¿Y el día de la madre apa´?

Es cierto que los días conmemorativos tienden a dar visibilidad a ciertos temas, pero también tienden a resignificarse conforme a lo que demanden los procesos históricos. Ahora que se acerca el día del padre he escuchado varios comentarios: ¿Por qué no se le da la misma fiesta a los hombres el día del padre que a las mujeres en el día de la madre? ¿Por qué no tienen tantos beneficios los papas solteros como las madres solteras? ¿Por qué a nadie le importa el día del padre y ni se acuerdan? La respuesta es simple, pero su raíz compleja, toda la responsabilidad en la crianza de lxs hijxs y el sustento cultural de las familias (sea del tipo que sea),  simbólicamente está depositado en las mujeres, por ello a lo largo de su formación más temprana se les acostumbra a ser madres y a los hombres se les acostumbra a “salir al mundo”, se les deslinda de su responsabilidad dentro de las labores del hogar (no hablo de la limpieza, sino de todo lo que involucra la administración del hogar), por ello se muestran como entes extraños a la crianza y a el significado de las familias, no se identifican con la palabra padre más que como proveedor.

Entre más lejano este del hogar más lejano le va a ser identificarse como otra cosa que no sea proveedor, ¿recuerdas cuando Marx habla del fetiche en que se convierte la mercancía? Pues más o menos pasa lo mismo, la familia se convierte en el fetiche mistificado y los padres se ven fuera de su “producción”, sólo la “maquilan”, pero no les pertenece todo el proceso, salvo el producto. No se ven como agentes transformadores-creadores de la misma y su referente está más bien en su familia de origen, donde ocurría lo mismo y donde se administran con las reglas del sistema patriarcal.  Siguiendo con la analogía Marxista, el padre sería como el patrón, dueño de los medios de producción, no sabe del todo que hay detrás de lo que se produce, tiene el poder de adquisición y su administradora es la madre.

A ella no le pertenecen “los medios de producción” ni el plusvalor de sus frutos, es una empleada más que renta su fuerza de trabajo.  Lo perverso de esto es que la renta sin saberlo a ciencia cierta, la maquinaria heteropatriarcal da las herramientas para que se sienta incluso agradecida por ello, ¿les suena? Sí, como cuando te dan trabajo y dices: ¡¡¡genial!!! ¡¡¡Estoy muy agradecidx!!! Aquí dirás: ¡¡¡genial, estoy agradecida de ser ama de casa!!! Y el padre también lo asumirá, pero teniendo en cuenta que su producción le es ajena, porque esta relegado a ser el cuidador, pero no a ser consciente de todo el proceso de la administración del hogar.

No hay que generalizar, seguramente hay muchxs que viven una dinámica diferente de la construcción de su familia, pero el imaginario cultural de esta parte del mundo así nos construye, aunque acuérdate de que la “mercancía” es producto del trabajo de lxs “obrerxs”, por lo cual puede transformar las formas en cuanto tenga los “medios de producción a su alcance, a través de una “revolución del proletariado”, es decir deconstuir las formas de cómo “se producen” los estereotipos de género en los que están basados ser madre y padre, para derrocarlos, para transformarlos y que recobre el significado que queramos, así padres y madres no convertirán conceptualmente a su familia en un fetiche.

El día de la madre y padre se convierten en este momento histórico en un bastión más de la construcción de mujeres y hombres “modelos”, que agradecen esos modelos que los oprimen y esclavizan. No se queje tanto por la importancia X del día del padre, será bueno preguntarse ¿por qué en un sistema patriarcal la madre se convierte en importante y especial?, como cuando las mujeres entran gratis al bar y te regalan una botella ¿es privilegio de “ser mujer”? Pero si no hay mercancía no habrá negocio, la mercancía no paga cover, la mercancía no paga consumo, los objetos de consumo no lo hacen, hay otros sujetos que sí pueden acceder a la mercancía, que tienen personalidad (en el sentido de PERSONA).

 

COLETA – Colectivo Lésbico Tapatío

 

No comments yet. Be the first one to leave a thought.
Leave a comment

Leave a Comment